Au revoir Simone

He sentido la tristeza a pedazos. Quisiera sentir una tristeza absoluta y no destazar estas lágrimas. Quisiera que mi cara se hiciera agua para el mar. Quisiera que mis párpados fueran de sal. No, no. Llorar no es estar triste. Enojarse es estar triste. Querer mentarle la madre a alguien y no poder (por razones técnicas) es una tristeza relativa. Querer decir que hasta aquí llegaste, que ya no puedes más. Que has empuñado toda tu espalda contra estas malditas piedras. Querer decir lo que no quieres decir. Sin miedo. Adelante. Dando un paso. Ni siquiera puedes escribir lo que estás pensando. Pinche corazón en la garganta. Pinche garganta que no se cierra. Carajo. Hasta cuándo voy a seguir en este juego de niños. Hasta cuándo voy a permitir que pasen todos por encima de mí. Diciendo Au revoir Simone, au revoir.

Anuncios

~ por bisbisbis en octubre 16, 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: